Blog en Gobierno Abierto y Desarrollo Sostenible

De la organización local comunitaria a la idea del Gobierno Abierto en Oaxaca. Autora: Jazmin Aquino-Fellow de Oaxaca

Por Mariana Garcia - Coordinadora del Proyecto de Gobierno Abierto en Apoyo a los ODS hace 5 días

Ser Agente de Cambio en Gobierno Abierto implica compromisos sociales y comunitarios, así como la capacidad de asentar posturas sustentadas en este modelo, e incluso, atreverse a cuestionar sus procedimientos y analizar la pertinencia de su aplicación.

De la organización local comunitaria a la idea del Gobierno Abierto en Oaxaca

Jazmin Aquino Cruz - Fellow del estado de Oaxaca

Desarrollar iniciativas de cambio a partir del modelo de Gobierno Abierto, requiere de la máxima comprensión posible del mismo, analizar sus orígenes, alcances y oportunidades.

Ser Agente de Cambio en Gobierno Abierto implica compromisos sociales y comunitarios, así como la capacidad de asentar posturas sustentadas en este modelo, e incluso, atreverse a cuestionar sus procedimientos y analizar la pertinencia de su aplicación.

Es una aspiración común que el conjunto de las sociedades puedan dialogar en condiciones de menor asimetría, desde plataformas justas, equilibradas, con amplias oportunidades de bienestar, que procuren “que nadie se quede atrás”, éste es el fin del Gobierno Abierto como facilitador del cumplimiento de los Objetivos para el Desarrollo Sostenible. Para lograrlo, el Gobierno Abierto propone un conjunto de herramientas de organización social inclusiva, las cuales necesitan ser respetuosas, pertinentes y participativas, sobre todo en contextos locales que tienden a la preservación de elementos asentados en la tradición, los usos y las costumbres.

Este es el caso del Estado de Oaxaca, donde la organización comunitaria vigente en sus 570 municipios y 12 mil 997 localidades, puede imponer resistencias a la adopción de esquemas de gobernanza construidos sobre formas de pensamiento alternativas a las tradicionales que han regulado las relaciones sociales por décadas.

Abrir datos y conocimiento puede representar un ejercicio de descentralización institucional, que fortalece la participación ciudadana, garantiza el derecho a la información y maximiza los esfuerzos por la transparencia y la rendición de cuentas. Sin embargo, esta visión podría entrar en conflicto con otras formas de organización local vigentes que son funcionales y hacen sentido en sus contextos particulares.

A través de su ensayo “Gobierno abierto en México: ¿etiqueta, principio o práctica?”, Guillermo Cejudo desglosa el sentido de permanencia del Gobierno Abierto, y coloca la posibilidad de su fugacidad ante la incapacidad de disección del concepto, que permitiría comprender que su alcance vaya más allá de una tendencia y sea inherente a la sociedad antes que al gobierno, a la democracia antes que a la responsabilidad institucional.[1]

A partir de estos planteamientos, los agentes de cambio de la primera generación del Programa de Formación de Agentes Locales de Cambio en Gobierno Abierto y Desarrollo Sostenible[2] proyectamos como un primer ejercicio de Gobierno Abierto en Oaxaca, encontrar dentro de la diversidad de modelos comunitarios pre-existentes, elementos que fueran afines al Gobierno Abierto; nuestros hallazgos fueron:

  1. Existen prácticas locales de organización comunitaria, anteriores al concepto de Gobierno Abierto que comprenden sus mismos principios, es decir: colaboración, transparencia, participación ciudadana y rendición de cuentas.

Un ejemplo de ello son las Asambleas Comunitarias para la toma de decisiones, donde la población propone, decide, ejecuta, revoca o sanciona las acciones que impactan la vida de la colectividad, aunque también debe reconocerse que no todas las Asambleas son plenamente inclusivas, y por lo tanto, su organización y composición representan ámbitos de oportunidad para garantizar la representatividad.

 

  1. Las herramientas tecnológicas asociadas al modelo de Gobierno Abierto, no son un requisito imprescindible para su desarrollo.

El uso y cobertura de las tecnologías de la información y comunicación ilustra brechas relevantes: suponer que solo existe Gobierno Abierto mediante el uso de las TIC, limita su apropiación y escalamiento. No solo son tecnologías aplicables al Gobierno Abierto aquéllas que se basan en la transmisión de paquetes de datos mediante la internet, también lo son aquéllas prácticas de saberes y conocimientos usados en la resolución de problemáticas colectivas. 

  1. Las políticas públicas para el Gobierno Abierto en el Estado de Oaxaca no necesariamente han adoptado el enfoque de Gobierno Abierto de forma transversal, por ende, las actividades relacionadas con la colaboración, transparencia, rendición de cuentas y participación ciudadana se desvanecen, no están sistematizadas ni cuentan con un seguimiento de sus efectos y alcances, lo que limita su difusión, reconocimiento y escalamiento.

La promoción de la participación ciudadana en los procesos de planeación y seguimiento de la ejecución de los proyectos y programas públicos, el fortalecimiento de la participación ciudadana para el diseño, ejecución, seguimiento y evaluación de las políticas públicas relacionadas con la transparencia y rendición de cuentas, a través del diseño e implementación de herramientas tecnológicas, son alguna líneas de acción establecidas en el Plan Estatal de Desarrollo 2016 – 2022; sin embargo, no permean en la totalidad de ejes rectores del Plan, ni se señalan los procedimientos de su implementación o medición.

Asimismo, la Ley de Transparencia y Acceso a la Información Pública para el Estado de Oaxaca integra un capítulo de Obligaciones de Gobierno Abierto, únicamente lo define como “una política pública que agrupa los conceptos de transparencia, participación y colaboración de los ciudadanos en las políticas públicas gubernamentales” y señala su fomento desde la participación comunitaria, pero no señala las rutas para alcanzarlo o realizar algunos ejercicios participativos.

Hay una brecha entre lo que el marco normativo propone y las prácticas que socialmente se realizan. Pero esto tampoco significa que en esas prácticas no existan elementos de Gobierno Abierto, por el contrario, éstos existen pero no son catalogados o concebidos como tal, y por ello es difícil conectar los indicadores con la realidad e incidir en una cultura del Gobierno Abierto donde las tradiciones comunitarias puedan identificarse abiertamente con el conjunto de principios e indicadores de la apertura gubernamental.

Estos hallazgos, nos permitieron replantear la idea del Gobierno Abierto, con un enfoque territorial, asentado en las particularidades del contexto oaxaqueño, para así, comenzar a identificar y documentar las relaciones entre las prácticas que ya se llevan a cabo a nivel comunitario, aprender de ellas a nivel regional e insertar las herramientas, principios y recursos del Gobierno Abierto, a fin de expandir sus alcances, replicar los aspectos positivos, localizar sus inercias negativas y los ámbitos en que la colaboración puede fortalecer tales prácticas con un enfoque de gobernanza.

Estos fueron los argumentos que presentamos como proyecto en el Programa de Agentes Locales de Cambio en Gobierno Abierto y Desarrollo Sostenible, aún cuando encontramos opiniones diferentes y contrastes respecto de otras propuestas que privilegiaron el uso de las TIC, la inclusión de género o la formulación de políticas públicas. Durante el curso del programa, entramos en contacto con el Secretariado Técnico Local de Gobierno Abierto de Oaxaca y coincidimos en la pertinencia de coordinar acciones de Gobierno Abierto desde lo local, y con el respaldo de Servicios Universitarios y Redes de Conocimiento en Oaxaca, las líneas planteadas en esta entrada se convirtieron en un compromiso de Gobierno Abierto en el Estado.

Actualmente, trabajamos en la integración de un catálogo de prácticas comunitarias relacionadas con Gobierno Abierto con la intención de conectar los elementos comunes que permitan la implementación de herramientas que apoyen el Desarrollo Sostenible con mayor efectividad.

Gobierno Abierto es una plataforma para la transformación social, su aplicación desde lo local, necesariamente implica la comprensión de sus causas y efectos, la escucha activa y el diálogo intercultural, el reconocimiento de sus principios en prácticas anteriores o distintas, así como la flexibilidad de incorporarse y aprender de ellas; comparte esta forma de entender la realidad y sus desafíos con la Agenda 2030, que plantea desde el reconocimiento de las características subnacionales, una incidencia localizada y efectiva, capaz de lograr esa transformación en beneficio de la mayoría.

 

Referencias:

Alianza para el Gobierno Abierto – AGA, 2015.

Bustillo Marín, Roselia y García Sánchez, Enrique. Tequio, expresión de solidaridad. Mexico, 2016. Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación.

Catálogo Municipal de Sistemas Normativos Indígenas, México, 2016. Instituto Estatal Electoral y de Participación Ciudadana de Oaxaca. Disponible en: http://www.ieepco.org.mx/sistemas-normativos/catalogo- municipal

Cejudo, Guillermo. (2015). Gobierno abierto: ¿etiqueta, principio o práctica?. 97-112, en Luna Pla, Issa. Gobierno abierto y el valor de la información pública. México, 2016. UNAM, Instituto de Investigaciones Jurídicas.

E-Government survey 2016. E-Government in Support of Sustainable Development. Economic & Social Affairs. New York, 2016. Organización de las Naciones Unidas.

Plan Estatal de Desarrollo 2016 – 2022. Gobierno del Estado de Oaxaca. México.

Ramos Alderete, José Luis. Gobierno Abierto: una visión de sus antecedentes, surgimiento y conceptualización. Encrucijada, Revista Electrónica del Centro de Estudios en Administración Pública, [S.l.], n. 24, nov. 2016. ISSN 2007-1949.

Responsive and accountable public governance, Nueva York 2015., Organización de las Naciones Unidas.

Santibáñez Suárez, Luis Miguel. Participación política de las comunidades migrantes. México, 2016. Instituto Estatal Electoral y de Participación Ciudadana de Oaxaca.

 

[1]Cejudo, Guillermo. (2015). Gobierno abierto: ¿etiqueta, principio o práctica?. 97-112, en Luna Pla, Issa. Gobierno abierto y el valor de la información pública. México, 2016. UNAM, Instituto de Investigaciones Jurídicas.97-112.

[2] Los fellows del Programa de Formación de Agentes Locales de Cambio en Gobierno Abierto y Desarrollo Sostenible seleccionados para representar al Estado de Oaxaca en la edición 2017 del fellowship somos: Carolina Chávez Mendoza, Jacob Fabián González, Lucero López Padilla, Fermín Sosa Pérez y Jazmín Aquino Cruz.